La CE no oculta su sorpresa por la economia española

La Comisión europea elogia la economía española “que continúa superando las expectativas, apoyada por un patrón de crecimiento más equilibrado que antes de la crisis”, en el informe que actualiza sus previsiones para la primavera de 2017.

El informe continúa ensalzando el comportamiento de nuestra economía, que se encuentra ya en su cuarto año de expansión manteniéndose por encima del crecimiento medio del área euro, y anticipa que en el primer trimestre de 2017 se ha registrado una “fuerte actividad”.

El consumo privado continúa siendo el soporte básico de este crecimiento aunque el informe prevé una desaceleración a medida que pierdan fuelle los elementos que vienen favoreciendo su crecimiento en los últimos tiempos.

La inflación irá en aumento, alentada especialmente por los precios del petroleo y pronostica que pasará de -0,3% en 2016 a 2,0% en 2017 para disminuir a 1,4% en 2018, una vez que se desvanezcan los efectos de los precios de la energía en la segunda mitad de 2017.

El desempleo continuará decreciendo por debajo del 16% en 2018, el nivel más bajo desde 2009, al igual que el déficit público, en especial, gracias a las modificaciones fiscales para las empresas, que el gobierno implementó a finales de 2016.

Según la Comisión europea la inversión se recupera en 2017 y 2018, impulsada por la recuperación gradual del sector de la construcción, si bien la inversión en bienes de equipo se modera.