Schroeders ofrece tácticas para defenderse en la Bolsa

Ticker del parquet de la Bolsa de Madrid
Ticker del parquet de la Bolsa de Madrid

Ojo con los Bonos soberanos en Europa, comienza advirtiendo Schroeders, que prefiere la flexibilidad para invertir en diferentes tipos de bonos, en particular los de deuda corporativa cuyas rentabilidades “parecen más que suficientes para compensar a los inversores por el riesgo de impagos corporativos”. Los inversores deben elegir los riesgos que creen que serán mejor recompensados ​​y eliminar aquellos que no lo hacen.

Cambiar de país y sector en la inversión

Las crisis normalmente provocan serias pérdidas para los inversores. Esta crisis, sin embargo, ha sumado un  terrible impacto en la vida y la salud de las personas en todo el mundo, lo que ha llevado razonablemente a los gobiernos a priorizar la salud por encima del normal funcionamiento de las economías, pero también ha ocasionado distintos grados de impacto e incidencia en las distintas regiones y sectores europeos. En consecuencia, los riesgos son distintos de cara a la inversión en determinados sectores.

Los bienes de consumo se han visto muy negativamente afectados, y lo contrario lo relacionado con la salud y las tecnologias de la información

Si los bienes de consumo se han visto muy negativamente afectados, las empresas y sectores relacionados con la salud y los servicios médicos, así como las de tecnologías de la información y comunicación han experimentado lo contrario, un salto adelante en su actividad y su negocio.

La crisis ha originado también un escenario de reducción e incluso eliminación de dividendos, así como retrasos en los pagos cuando no impagos manifiestos. Sectores como el turismo, el transporte, los automóviles y otros relacionados con la energía han sufrido también un profundo declive.

Reasignación de las carteras

Como resultado de todo ello, puede decirse que habrá una gran disparidad en los resultados de los distintos países y sectores, que aconseja analizar la posibilidad de una reasignación y cambios en la composición de las carteras de los inversores, tratando de reducir aquellas acciones y bonos de los sectores más penalizados y aprovechar las de aquellos sectores que comportan ventanas de oportunidad para la inversión.

Schroeders aconseja también analizar los cambios estructurales que la pandemia y la evolución económica, social y política están ocasionando en los últimos años para invertir en nuevas actividades y empresas que van a favor de los nuevos vientos y tendencias.

Posicionarse en activos verdes y sostenibles, la digitalización y los avances en la inteligencia artificial y la automatización

Entre estas nuevas tendencias se encuentran claramente todos los activos verdes y sostenibles y las empresas y sectores más comprometidos con la lucha contra el cambio climático y los valores ESG, la digitalización y los avances en la inteligencia artificial y la automatización y, tras el impacto del Covid-19, todo lo relativo al equipamiento e infraestructuras para proteger la salud de los ciudadanos.