El negocio exterior y la menor deuda elevan la solvencia de las empresas cotizadas

La diversificación geográfica de las cotizadas mejora su solvencia

Las compañías españolas cotizadas en Bolsa están mejorando su estructura de negocio gracias al notable esfuerzo realizado durante la crisis y en los últimos años para aumentar sus ventas en el exterior y reducir su endeudamiento, uno de los males que han lastrado el tejido empresarial español en las últimas décadas.

El aumento de la diversificación de la base de negocio ha hecho que las compañías que cotizan en la Bolsa española hayan generado en 2017, en el exterior, un volumen de facturación cercano a los 350.000 millones de euros.

Las cotizadas en la Bolsa española generaron en 2017 casi 350.000 millones en el exterior

Esta diversificación geográfica de sus ventas y de su negocio unida al saneamiento financiero mediante un menor endeudamiento otorgan hoy mayor fortaleza a las cotizadas, según afirma el Informe del Servicio de Estudios de BME con datos definitivos de las cuentas de todas las cotizadas.

El impulso empresarial para crecer en los mercados exteriores está resultando fundamental en la mayor solidez que muestran estas compañías ya que de los 520.751 millones de euros facturados por las empresas cotizadas, 349.351 millones, el 67%, se generaron en el exterior y los 171.400 restantes, en España.

Fuerte carácter internacional

Como consecuencia de ello el informe afirma que “el fuerte carácter internacional de la gran mayoría de las empresas cotizadas es un rasgo diferencial del impulso de tamaño y la expansión que se promueven en la vida de las empresas por las propias exigencias competitivas y de transparencia que impone la pertenencia a un mercado de valores”.

Las empresas del IBEX Medium Cap, las que mayor volumen obtuvieron fuera de España

Aunque el mayor impulso a este proceso lo realizaron las compañías que componen el IBEX 35, con un aumento anual del 8,5% en su facturación exterior, han sido las empresas agrupadas en torno al IBEX Medium Cap las que mayor volumen agregado de ingresos obtuvieron fuera de España en 2017, con un 69% del total, seguidas de las del IBEX 35, con un 67,6% y las que forman parte del IBEX Small Cap, con 53,9%.

Por sectores de actividad, Bienes de Consumo junto con Materiales Básicos, Industria y Construcción presentan un volumen de ingresos procedentes del extranjero que se acerca al 80% del total y, en el lado opuesto, se sitúa Petróleo y Energía con un 45%.

Reforzando la estructura financiera

Por lo que se refiere a los progresos en el saneamiento financiero, las empresas cotizadas han continuado reforzando su estructura financiera mediante la reducción generalizada de sus niveles de endeudamiento. Esta tendencia ha propiciado una significativa mejora de la solvencia, en especial en entidades no financieras.

Gracias a esta reducción, la deuda financiera neta total al cierre de 2017 de las empresas no financieras del IBEX 35 se situaba en 180.217 millones de euros, 8.000 millones menos que el año anterior mientras que la deuda financiera total se redujo hasta el 33,82% de su activo, 10 puntos menos que en 2007.

Mejora la ratio de solvencia

La ratio de solvencia o peso de la deuda financiera neta respecto al resultado bruto de explotación (EBITDA) en las empresas no bancarias del IBEX 35 ha disminuido en 2017 hasta las 2,55 veces frente a las 2,83 veces que registraba a finales del ejercicio anterior. El valor de la ratio indica el número de veces que el EBITDA cubriría el endeudamiento neto total de la empresa y un nivel inferior a 3 es considerado equilibrado. La acelerada mejora de la solvencia queda reflejada en el hecho de que entre 2013 y 2015 el nivel promedio de deuda financiera neta sobre EBITDA fue de 3,42 veces.

Por su parte, el endeudamiento financiero (la deuda financiera neta respecto del patrimonio neto) ha disminuido en 2017 hasta 0,77 desde un nivel de 0,86 el año anterior. Entre 2013 y 2015 el promedio fue de 1,00.