Inversión sostenible y responsable (ISR), una expansión sin precedentes

Javier Garayoa
Andrea González

La inversión sostenible y responsable (ISR) está atravesando un momento de expansión sin precedentes, tanto en la parte cuantitativa, volúmenes, como en la cualitativa, calidad y sofisticación de las estrategias aplicadas, donde, si bien las acciones de exclusión siguen siendo protagonistas, van ganando peso las estrategias complejas y globales, sobre todo la integración, así como la gestión activa accionarial, “engagement”, y el ejercicio de los derechos de voto, “voting”.

El factor impacto va incorporándose en las inversiones

Capítulo singular merece el análisis de la demanda de productos de inversión de impacto, tanto en renta variable cotizada como en renta fija (emisiones de bonos verdes y sociales), sin olvidar la inversiones de impacto menos líquidas, más relacionadas con el emprendimiento y los esquemas de capital riesgo, que, en ambos casos, van incorporando el factor impacto, buscado y medible, como una variable que convive con los aspectos de riesgos y rentabilidad.

Además de los productos de renta fija, emisiones públicas y privadas, en la generalidad de activos se conectan las valoraciones de impacto con indicadores relacionados con los 17 ODS de la agenda 2030 de Naciones Unidas, que se están materializando en la oferta de productos financieros sostenibles.

Destacamos en la demanda el fuerte crecimiento derivado del cliente retail, que ha ido incrementando el peso sobre el total, pasando del testimonial 3% al 7% y al 15% en el periodo 2015 – 2017 – 2018, respectivamente. Esta es una señal inequívoca de que la inversión sostenible está llegando al ahorrador particular y su respuesta está siendo muy positiva. Toda esta información, se podrá actualizar a datos de 2019 el próximo 29 de octubre, en el evento anual de Spainsif, donde se lanzará el estudio anual “La Inversión Sostenible y Responsable en España”.

Los programa de impulso de la UE

En cuanto a temáticas, el apoyo regulatorio a los bonos verdes o el interés por las inversiones que contribuyen a la adaptación y mitigación del cambio climático, que se encuadra en el Plan de Finanzas Sostenibles de la UE, así como el compromiso con las Finanzas Verdes de la UE, “European Green Deal”, presentado en diciembre del 2019, hace que las cuestiones ambientales ocupen buena parte de la atención del sector. Sin embargo, se contemplan también los aspectos sociales y se está trabajando en un marco europeo de estímulo para la inversión social, similar al existente en el presente para la inversión verde, de modo que es cuestión de tiempo que ese apoyo regulatorio se extienda a otras temáticas.

También es posible pronunciarse sobre la performance de la ISR en los mercados durante la pandemia, donde el comparativo de índices de referencia sostenibles y sus parent index tradicionales ha sido mayoritariamente positivo para los primeros; así como las salidas de capitales durante la crisis, que han sido menores en el mercado de activos financieros que contemplan los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza) en sus políticas de inversión.

El Plan de Recuperación de la UE, “Next Generation EU”

Para terminar, hacer una mención al Plan de Recuperación de la UE, “Next Generation EU”, que aplicará fondos por 750.000 millones, 140.000 de ellos asignados a España, que estarán alineados con los principios de sostenibilidad y requerirán un apoyo activo del sector privado, que ha de canalizar estos flujos de capital hacia proyectos económicos neutros en carbono, ambientalmente sostenibles e inclusivos.

Javier Garayoa es Director General de Spainsif y Andrea González, Subdirectora General