Crecen las exigencias europeas para la financiación verde en mercados de capitales

Sede de la Comisión Europea
Sede de la Comisión Europea

La Comisión Europea sigue generando medidas prácticas para mantener y dar contenido a su apuesta por el liderazgo global en materia de sostenibilidad y financiación verde, la última de ellas con la exigencia para los gestores de fondos e instrumentos de inversión de informar a sus partícipes e inversores de los criterios que aplican de cara a sus inversiones en materia de cuidado del medioambiente y de lucha contra el cambio climático.

La Comisión Europea, un aliado de gran potencia para de la “marea verde”

Parece que la marea verde cuenta en Europa con la Comisión como un aliado de gran potencia, un factor considerado fundamental para el desarrollo de cualquier estrategia futura por parte de las entidades y corporaciones privadas: contar con el compromiso y el impulso de los poderes y las administraciones públicas.

Aprovechar el poder de los mercados de capitales

El vicepresidente de asuntos financieros, Valdis Dombrovskis, considera que estas propuestas “muestran que la Unión Europea está comprometida a garantizar que nuestras inversiones vayan en la dirección correcta. Se trata de aprovechar el vasto poder de los mercados de capitales en la lucha contra el cambio climático y promover la sostenibilidad”.

La nueva propuesta de la Comisión pretende en última instancia avanzar hacia el etiquetado verde en los activos destinados a la inversión y que quienes gestionan y administran los fondos que invierten en ellos se vean obligados a facilitar al mercado detalles sobre la calificación de los activos en los que invierten y sobre el peso que este tipo de activos tiene en sus políticas y decisiones de inversión.

Avanzar hacia el etiquetado verde de los activos destinados a la inversión

“Todas las entidades financieras que gestionan las inversiones en nombre de sus clientes o beneficiarios ahora tendrán que informarles sobre cómo sus actividades están impactando al planeta o su entorno local”, ha manifestado la Comisión.

Más información sobre el peso de la inversión verde

También según la Comisión el objetivo de esta propuesta es el de abrir nuevas opciones a aquellos inversores “que deseen invertir en el futuro del planeta mientras obtienen un rendimiento para su inversión”.

La Unión Europea estima que para cumplir sus objetivos climáticos para 2030 se necesitan aproximadamente 180.000 millones de euros anuales.