Por qué es buen momento para salir a Bolsa

Soltec en su salida a Bolsa en 2020
Soltec en su salida a Bolsa en 2020

En una situación como la actual, en la que no podemos dejar de hablar de pandemia y sus efectos en la economía en general y en concreto en las empresas españolas, la obtención de financiación cobra más relevancia que nunca y la vía más eficiente para conseguir financiación, a través de recursos propios, es la Bolsa.

En 2020 la financiación empresarial con acciones creció un 10,1% anual y las ampliaciones de capital un 17,5%

Las empresas que cotizan en el Mercado de Valores pueden obtener esta financiación a través de ampliaciones de capital, en condiciones muy favorables. En 2020 los nuevos flujos de financiación empresarial con acciones crecieron un 10,1% anual y las ampliaciones de capital un 17,5%.

Seguridad y transparencia ante la incertidumbre

Los mercados financieros, que han funcionado con absoluta normalidad todos estos meses, han aportado certidumbre, seguridad y transparencia en unos momentos de dudas, temores e intranquilidad, permitiendo a las compañías acceder a fuentes de financiación para poner en marcha proyectos y relanzar la economía.

La financiación a través de recursos propios y el equilibro entre recursos propios y ajenos, se convierte en imprescindible para aportar solidez, flexibilidad y reducción de riesgo financiero a la estructura financiera de la empresa.

Desde la gran compañía a las compañías en expansión

La Bolsa española, gestionada por BME, ofrece financiación, pero no solo se centra en las compañías grandes y ya consolidadas del mercado principal, sino que acompaña a las compañías en todas las fases de su crecimiento.  Desde las compañías que aún no están preparadas para cotizar ( Entorno-Pre-Mercado), pasando por las compañías en proceso de expansión con BME Growth hasta cotizar en el mercado principal.

BME Growth ha permitido a las empresas de menor tamaño obtener financiación, con 71 operaciones en 2020

BME Growth ha permitido a las empresas de menor tamaño obtener financiación en momentos de alta incertidumbre a nivel global, realizando un total de 71 operaciones en 2020 que les ha permitido captar 428 millones de euros.

Respecto al Entorno-Pre-Mercado (EpM) también es significativo el papel creciente que está asumiendo en el acercamiento de empresas e inversores al ecosistema de financiación e inversión que representan los mercados de valores. La reciente incorporación de Cuatrochenta a BME Growth ha puesto en valor este papel del EpM como medio óptimo para crecer y llegar a la cotización.

La liquidez que ofrece el mercado a los inversores hace posible que sus diferentes horizontes temporales de inversión, generalmente no coincidentes con el carácter permanente de financiación de la empresa, puedan conjugarse y así cumplir ambos sus objetivos.

Ampliar la base de inversores

Adicionalmente, la Bolsa facilita el acceso de la empresa a una amplia comunidad inversora, tanto nacional como internacional, que confía en el proyecto que representa la empresa y comparte con ella el objetivo de maximización del beneficio.

Es, precisamente, esta gran variedad y número de inversores lo que posibilita una colocación diversificada del capital, que permite el mantenimiento del control de la gestión, incluso con porcentajes de capital inferiores a los que, en teoría, requeriría una mayoría simple.

En cualquier caso, la Bolsa no es sólo un mercado de renta variable. De hecho, cada año con mayor volumen, se negocian numerosas emisiones de renta fija a todos los plazos.