El BCE investigará a 112 grandes bancos sobre los riesgos climáticos

Sede del Banco Central Europeo
Sede del Banco Central Europeo

El Banco Central Europeo (BCE) investigará a 112 grandes bancos europeos sobre su cumplimiento de las exigencias y requisitos que esta autoridad monetaria impuso el pasado noviembre con el fin de corregir a quienes no estén haciendo los deberes en relación con los riesgos climáticos, según ha manifestado Frank Elderson, miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo y vicepresidente de su Consejo de Supervisión,.

Los bancos bajo supervisión del BCE deben ofrecer información sobre sus riesgos respecto al cambio climático y su forma de enfrentarlos, de modo que la autoridad monetaria puede llegar a imponer medidas a quienes no lo estén  haciendo adecuadamente o se encuentran más expuestos a estos riegos.

Utilizaremos el conjunto de herramientas de supervisión a nuestra disposición para corregir situaciiones

“Cuando veamos que los bancos no están gestionando su exposición a los riesgos relacionados con el clima de manera adecuada, podemos utilizar y utilizaremos el conjunto de herramientas de supervisión a nuestra disposición para corregir esa situación”, ha añadido Elderson.

El BCE ha comenzado a incorporar el riesgo climático en su análisis anual para comprobar  si los bancos tienen suficientes reservas financieras para hacer frente a posibles pérdidas. Eso no derivará en requisitos de capital para la industria en general este año, pero determinadas entidades concretas pueden llegar a estar sujetas a “requisitos cualitativos o cuantitativos”, ha afirmado Elderson.

Los riesgos sobre el cambio climático, una prioridad de Lagarde

La presidenta Christine Lagarde ha hecho de  los riesgos sobre el cambio climático una prioridad. Los formuladores de políticas están trabajando actualmente en una amplia revisión de la estrategia que incluye si se deben implementar herramientas monetarias en la batalla contra el cambio climático y cómo, señala Bloomberg.

Si bien el BCE se está preparando para una revisión detallada del riesgo climático de los bancos el próximo año, ya está llevando a cabo una prueba de estrés sobre cómo le iría a la industria durante las próximas tres décadas. Dicho análisis impulsará a los bancos a mejorar su gestión de riesgos y proporcionará más datos, que actualmente faltan, concluyó Elderson.