Los criterios ESG, presentes ya en un ranking de fondos de pensiones

Los criterios ESG en los fondos de pensiones

La financiación verde ha venido para quedarse. Y su presencia cada vez se nota más en todos los rincones del universo financiero, incluido el de la inversión.

Publicado en Invertia

Juan Carlos Villanueva

La marea sobre la financiación verde se extiende poco a poco entre las empresas y operadores financieros y crece la presión desde distintas instancias para comprometer a los inversores institucionales con los criterios ESG (Environmental, Social and Governance) a la hora de fijar el destino de sus inversiones. Parece que ahora les llega el turno a los fondos de pensiones.

La sensibilización sobre la necesidad de impulsar una lucha decidida contra el cambio climático y cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible está llevando por sí misma a numerosos gobiernos y entidades financieras a apoyar aquellos proyectos que son respetuosos con el medioambiente, fomentan la transición hacia energías renovables o la eficiencia energética, el transporte limpio, cuidado del agua y actividades que fomentan una economía responsable y sostenible.

PLANES ESTRATÉGICOS SOSTENIBLES

En paralelo, la mayoría de las empresas globales están incorporando en sus planes estratégicos numerosas medidas e iniciativas para reducir los consumos de energías contaminantes sustituyéndolas por renovables. Incluso son ya muchas las que se proponen que esa sustitución alcance el 100% de sus necesidades y consumos en plazos no superiores a los próximos 5 o 10 años.

El mercado de bonos verdes está experimentando un notable crecimiento con la participación de empresas instituciones, ayuntamientos y gobiernos soberanos y regionales; y parece que los bancos, aunque con cierto retraso, comienzan a ampliar el volumen de los créditos destinados a proyectos de componente verde y sostenible.

PRIMAR LA FINANCIACIÓN DE PROYECTOS SOSTENIBLES

Los fondos de pensiones no podían quedar fuera de esta tendencia que trata de primar la financiación de proyectos sostenibles y penalizar aquellos intensivos en la generación de CO2 y gases contaminantes. Share action, una organización británica muy activa para extender los criterios ESG entre ahorradores particulares y, especialmente los partícipes de fondos de pensiones, ha elaborado un ranking de los 10 fondos de pensiones más comprometidos en aquel país con este tipo de inversiones.

La gestora que encabeza el ranking es Nest, seguida en las primeras posiciones por Aviva y Legal &General, a los que siguen, entre otros, The People’s Pension, Scottish Widows, Standard Life, Royal London y Aegon UK, cerrando este ranking.

Lo que este grupo de presión trata de hacer en el campo de los fondos de pensiones es que sus gestores incorporen a sus análisis y sus decisiones a la hora de invertir en una compañía los datos relativos a su compromiso con los objetivos climáticos establecidos en la Cumbre de París, de reducción del calentamiento global en 2 grados, y los restantes objetivos de lucha contra el cambio climático. También los riesgos reputacionales, no sólo financieros, que pueden derivar de una actitud y una cultura corporativa no comprometida con estos principios.

Es algo que ya está adquiriendo carta de naturaleza en las inversiones de no pocas gestoras de fondos de inversión, entre ellas Blackrock, Amundi o Mirova, que incorporan los criterios ESG en sus análisis. Es más, algunas ya han advertido de que dejarán de invertir en compañías que contaminan o que no muestran una voluntad decidida de combatir y reducir esa contaminación.

*Juan Carlos Villanueva es Editor de Guía de la Financiación Empresarial