Las ciudades más sostenibles consiguen mayor inversión extranjera

Ciudades sostenibles

Las ciudades que han apostado por ser más verdes tienen una ventaja, incluso en el actual entorno de crisis, porque atraerán más inversiones extranjeras directas (IED) que otras. Lo ha evidenciado un estudio realizado entre una extensa muestra de ciudades chinas de distintos tamaños durante los últimos 7 años.

Más de la mitad de la población humana vive en zonas urbanas, todas ellas con grandes desafíos y necesidades en materia de contaminación ambiental, transporte limpio, tratamiento y gestión del agua, eficiencia energética o construcción sostenible; por lo que sus necesidades de financiación no dejan de aumentar.

Las ciudades con mayores esfuerzos medioambientales ganan el reto, con más inversión directa extranjera

Pues bien, aquellas que vienen destinando mayores esfuerzos y recursos a estos objetivos están ganando el reto de la financiación de estas necesidades frente a las que no lo hacen ya que están logrando atraer mas inversión directa extranjera.

La contaminación no es una servidumbre de las ciudades por su desarrollo

Tradicionalmente se ha considerado que la contaminación del aire es una servidumbre que las ciudades deben pagar por su industrialización y su desarrollo; que el impulso y el desarrollo económico y las inversiones que están detrás de ello llevan inexorablemente asociado que las ciudades de ese entorno experimenten un deterioro medioambiental  mientras que todo esfuerzo normativo y todos los condicionantes en este ámbito suponen un obstáculo y un lastre para las inversiones futuras o para el desarrollo empresarial e industrial futuro.

Pues bien, este estudio ha venido a demostrar lo contrario, que las ciudades más sostenibles atraen más inversión extranjera, que “las empresas multinacionales prefieren invertir en ciudades más ecológicas debido a su compromiso con el bienestar de los empleados y a reforzar su reputación corporativa en momentos de mayor conciencia ambiental y presión de las partes interesadas”.

Un salto adelante en la gobernanza urbana

Finalmente, el estudio concluye que el ciclo virtuoso de crecimiento de las inversiones extranjeras que puede poner en marcha esta estrategia y la regulación ambiental, comporta un salto adelante en la gobernanza urbana, “con efectos sustanciales tanto para el control de la contaminación del aire como del agua“.

Las conclusiones del estudio pueden aplicarse no sólo a China sino a las ciudades de otros países que dispongan de suficiente margen de maniobra municipal en el ámbito medioambiental.