Goldman Sachs anticipa un recorte de tipos de interés en junio por parte del BCE, el Banco de Inglaterra y el Banco de Canadá si bien “con un ritmo de flexibilización gradual porque los precios y los salarios siguen creciendo más rápido de lo que implican los objetivos de los bancos centrales en todas las economías excepto Suiza y el desempleo”.

Según este banco de inversión, la Reserva Federal “no estará en la primera ola de recortes debido al repunte secuencial de la inflación subyacente durante el primer trimestre”, aunque los recortes de la FED llegarían en julio y noviembre.