CESGAR lamenta que persisten las dificultades de las pymes para obtener crédito

    José Rolando Álvarez Valbuena, presidente de SGR-CESGAR en la presentación del Informe sobre «Financiación de la Pyme en España».

    A pesar de la mejor evolución de las pymes en 2017, que han logrado, además, aumentar su tamaño, uno de los grandes desafíos que tiene ante sí la empresa española, la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR) muestra su contrariedad por las dificultades que aún encuentran para obtener financiación a través del crédito, según ha señalado José Rolando Álvarez Valbuena, presidente de SGR-CESGAR en la presentación del V Informe de SGR-CESGAR sobre «Financiación de la Pyme en España».

    Según el estudio, “el 55,9% de las empresas que la requerían ha tenido dificultades para obtener financiación durante el último semestre y el principal obstáculo que señalaron fue la imposibilidad de aportar las garantías solicitadas (24,6%)”

    A pesar de estas dificultades, el informe indica que aumenta en España el tamaño de las empresas y mejoran sus niveles de facturación con respecto a hace doce meses, hasta el punto de que casi la mitad de las pymes españolas, el 46,3%, esperan que su facturación aumente durante el próximo año y adelanta que en los próximos tres años, “si logran fondos ajenos”, 130.000 pymes crearán 259.000 puestos de trabajo.

    Las pymes ganan tamaño

    “El número de pymes que facturan más de 300.000 euros alcanza ya el 35%, cuando en el segundo semestre de 2016 ese porcentaje era del 22%. En línea con ese avance, el número de compañías que facturan entre 300.000 euros y 1,5 millones de euros en el último año ha crecido un 12%”, afirma el informe sobre la financiación de la pyme en España. Esta tendencia “apunta una reducción en el número de compañías sin asalariados y micropymes en favor de pequeñas y medianas empresas”, añade.

    El informe reconoce que se observa una disminución en porcentaje de las empresas que no logran obtener crédito pero apunta que la causa principal por la que se deniega esta financiación bancaria a las pymes es “la imposibilidad de aportar las garantías solicitadas, en el 24,6 % de los casos, porcentaje que casi se reduce a la mitad con respecto al mismo periodo de 2016”.

    La causa principal para denegar el crédito es la imposibilidad de aportar las garantías solicitadas

    El siguiente motivo por el que no acceden al crédito es el coste y el precio de esta financiación, según afirma el 22% de las pymes encuestadas. Otros motivos son las dificultades que plantean los trámites administrativos necesarios para acceder al crédito (10,4%) y la falta de financiación disponible en el mercado (7,4%).

    Las necesidades de financiación entre las pymes exportadoras duplican a las que no lo hacen y son especialmente acusadas en los sectores de Agricultura, Industria, Construcción y servicios de Educación, Sanidad y Servicios Sociales.

    El circulante, principal destino

    En cuanto al destino de esas necesidades de financiación, la tesorería (circulante) ocupa el primer puesto (70,5%) y la inversión en equipo productivo, el segundo, con un 22,3%.

    El Informe revela un aumento en el uso de la financiación ajena respecto a los recursos propios, hasta el punto que el 80,2% de las pymes con necesidades de financiación han recurrido a la vía de los recursos ajenos, ya sea a través del crédito comercial o de proveedores (32,8%) ó con productos financieros como el leasing, confirming, renting y otros.

    Junto a todo ello, concluye que la percepción general sobre la financiación bancaria, sus plazos de respuesta y asesoramiento “mejora con respecto a hace un año, al haber obtenido financiación de aquellos un 77,9 % de las empresas” y añade que “la exigencia de garantías se ha reducido al 41,8 % entre las empresas que han obtenido financiación” si bien esta exigencia es más alta en el caso de la Industria y los Servicios de Restauración y Hostelería, Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, así como entre las empresas que exportan, innovan y tienen menos de diez años.

    Las SGR destacan por el asesoramiento

    Finalmente, el informe pone de relieve “un incremento en el conocimiento de las sociedades de garantía, dado que el 23,7% de las pymes ha recurrido en algún momento a una sociedad de garantía y conoce sus servicios, y solo el 18,7% dice no haber recurrido nunca a una SGR, pero asegura saber qué ofrecen”. Las ventajas de las SGR serían el asesoramiento (76,2%), un mejor acceso a la financiación bancaria (75,8%), la ampliación de los plazos de devolución (71,3%), la reducción de los costes de financiación (63,2%) y la obtención de mayores importes (61%).