4 razones para comprar en Bolsa bancos de calidad crediticia

Parquet de la Bolsa de Madrid

”Hay una oportunidad en bancos de alta calidad crediticia”. Así de rotundo se muestra Bankinter que cree que hay razones más que suficientes para ello: la flexibilidad que muestran los bancos centrales y sus políticas de compra de activos, el plus de solvencia que otorga la política de no reparto de dividendos, el interés que muestran los inversores institucionales y sus todavía bajas cotizaciones.

La apuesta por comprar acciones en Bolsa de este tipo de bancos, se basa en la opinión que se extiende en los mercados de una recuperación rápida, en V, si bien los organismos internacionales muestran mayor cautela, con previsiones de caída del PIB global que oscilan entre  el 5% y el 6,5% para este año.

A ello se suman circunstancias como la mayor velocidad que los gobiernos están imprimiendo a la apertura de las economías y de la actividad social y ciudadana en general junto con los sorprendentes y favorables datos de la evolución del empleo en Estados Unidos en mayo pasado.

Medidas de estímulo fiscal y monetario

También se espera una reactivación de la actividad en Europa y la puesta en marcha de medidas de estímulo fiscal y monetario por parte de la Unión Europea, así como de la FED en Estados Unidos con sus planes de inyección de recursos, incluidos la compra de bonos corporativos recién anunciada por su presidente Jerome Powell.

Este panorama general puede traer como consecuencia una mejoría en en las condiciones financieras, de liquidez y de la volatilidad y un descenso de la incertidumbre que beneficiará a las entidades bancarias, entidades que lograrán también un plus de solvencia con el no reparto de dividendos, como consecuencia de la estrategia que les ha recomendado la la European Systemic Risk Board.

En el terreno de la reducción de las incógnitas que afectan al sector bancario resulta especialmente reseñable la previsión manifestada por Powell de que los tipos cero se mantendrán hasta 2022. Los efectos comienzan a mostrarse en las mayores entradas de dinero en fondos de inversión y ETF´s  y el recurso de numerosas empresas al mercado de capitales mediante la emisión de deuda corporativa.