Varapalo del IEEFA a la industria del petróleo y gas

Plataforma de petróleo

La industria del petróleo y gas ha recibido recientemente un varapalo por parte de los analistas del IEEFA que afirman que “invertir en combustibles fósiles está perdiendo terreno a medida que la poderosa industria del petróleo y el gas continúa su constante declive”, tras una década del sector rezagado en el mercado de valores, “menos inversores institucionales, ganancias deprimidas y una perspectiva débil”, según el Instituto para la Economía de la Energía y el Análisis Financiero (IEEFA).

“El sector ha tenido una evolución desfavorable en el mercado de valores durante una década y sigue teniendo una recorrido deficiente”, según  Kathy Hipple, analista financiero del IEEF. Según estos analistas “el sector de petróleo y gas pasó de ocupar el 29% del S&P 500 en 1980 a solo el 5.3% en 2018, el nivel más bajo en más de 40 años” e incluso ExxonMobil, “la única compañía petrolera que todavía se ubica entre los diez primeros puestos del S&P 500, se ha rezagado en la última década, período en el que que el S&P 500 aumentó más del 223%, mientras Exxon Mobil disminuyó en un 4.56%.

 

Las emisiones de CO2 del Reino Unido se han reducido un 37% desde 1990

Un informe que analiza las emisiones de carbono del Reino Unido entre 1990-2017 ha concluido que las emisiones de gases de efecto invernadero han caído en Reino Unido un 42% desde 1990, y un  2,7% en 2017, tras un 5% en las emisiones totales de gases de efecto invernadero en 2016.

El sector del transporte fue el mayor emisor de CO2 con un 27% del total en Reino Unido, tras lo que el gobierno británico ha anunciado que destinará  una inversión de 48 millones de libras para reducir las emisiones de autobuses y financiar la adquisición de nuevos vehículos verdes y aumentar las e infraestructuras que contribuyan a limpiar el aire en pueblos y ciudades.

 

La gestión medioambiental, principal factor de sostenibilidad de las empresas españolas

Un análisis de la Red Española del Pacto Mundial señala que “el 93% de las empresas estudiadas cuenta con políticas o prácticas para la gestión medioambiental de su actividad.

El esfuerzo por dotarse de políticas medioambientales, añade el análisis, representa el “ámbito de la sostenibilidad más trabajado por las empresas, muy por encima de otros aspectos, como los derechos humanos y las normas laborales, hecho que demuestra el creciente compromiso de la sociedad con el respeto del entorno y la reducción de la huella medioambiental”.

Esta conclusión es el resultado del análisis de las memorias de sostenibilidad presentadas en el año 2018, que destaca que “la gestión del agua preocupa en gran medida a las empresas españolas y que se necesita mejorar en el empleo de energías renovables, entre otros puntos.”