Tour de Francia, financiación sostenible y patrocinio

Juan Carlos Villanueva
Juan Carlos Villanueva

Ha comenzado el Tour de Francia, la carrera estrella en el deporte del ciclismo y me viene de nuevo a la cabeza algo que siempre me ha sorprendido: el escaso interés, salvo contadas excepciones, de las empresas y marcas por patrocinar este evento deportivo y a los equipos ciclistas que participan en él.

Los recursos del Tour de Francia para premios individuales resultan irrisorios para deportes como el futbol, el golf o el tenis

Como digo sorprende que las marcas y empresas lideres apenas hayan prestado atención históricamente a este esforzado y plástico deporte como objeto de inversión publicitaria o de patrocinio. El propio Tour de Francia, un evento de primera magnitud mundial, solo dispone de algo más de 2 millones de euros para los premios individuales que se entregan a lo largo de sus etapas. Una cantidad que resultaría irrisoria en otros deportes como el futbol, el baloncesto, el golf o el tenis.

En estos últimos deportes estas cantidades apenas motivarían a los deportistas principales a participar en sus torneos, torneos que casi en su totalidad tienen cifras muchos más voluminosas para premios a entregar a sus participantes.

Queda, sin embargo, la esperanza de que en estos nuevos tiempos en que el propósito de sostenibilidad, de interés por los factores medioambientales y la lucha contra el cambio climático; en definitiva la “marea verde” que parece extenderse en todos los ámbitos, logre que algunas compañías lideres vuelvan la mirada de su estrategia de patrocinio para ayudar a financiar el ciclismo y sus principales eventos como el Tour de Francia, La Vuelta a España o el Giro de Italia.

La bicicleta, un vehículo icónico para la movilidad verde

El deporte de la bicicleta como instrumento o como vehículo icónico de primera magnitud de cara a la movilidad verde y el transporte limpio, así como por su creciente penetración como tal en las ciudades y los municipios y en general en el transporte individual, y unas retransmisiones que ayudan a conocer muchas de las riquezas medioambientales de distintos países puede tener un interesante retorno reputacional para quien ayude a su desarrollo con su contribución financiera.

Viva el Tour de Francia, viva el ciclismo y el transporte y la movilidad auténticamente limpia y verde.

Juan Carlos Villanueva es editor de Guía de la Financiación Empresarial