Tendencias que marcarán la economía en 2021

Las tendencias que marcarán la economía en 2021 y próximos años
Las tendencias que marcarán la economía en 2021 y próximos años

Entre las principales tendencias que marcarán los próximos trimestres, la primera será la transición energética, impulsada aún más por el nuevo inquilino de la Casa Blanca así como por la Unión Europea, haciendo de la reducción del CO2 y la generación de energía con fuentes renovables una de las claves para la gestión de riesgos, según S&P. La permanencia del teletrabajo, o la capacidad de inclusión e integración de los distintos grupos en los órganos de gobierno corporativo serán asimismo factores determinantes.

La segunda cuestión a tener en cuenta será la denominada “nueva normalidad” que puede llegar en 2021, con las consecuencias que comienzan a entreverse para la actividad laboral que según una encuesta de esta agencia de rating llevaría al 64%  de las empresas a aumentar el teletrabajo y los canales digitales en sus  relaciones con proveedores y clientes.

De ahí que S&P señale como un factor determinante para el éxito de cualquier empresa  su “capacidad para adoptar una amplia gama de tecnologías de la información nuevas y emergentes, como la inteligencia artificial, la nube y los enfoques de seguridad emergentes”.

La inclusión y la igualdad de género en los órganos de gobierno será también determinante en 2021 y en próximos años

La inclusión y la igualdad de género en los órganos y equipo de gobierno será también determinante en 2021 y en los próximos años debido a las presiones sociales y mediáticas pero también de los propios accionistas e inversores que no sólo exigen avanzar en este terreno sino ofrecer una información más completa y detallada sobre las composición de estos órganos y las medidas que se están tomando para impulsar la integración.

Aumentarán las fusiones en el sector bancario

La pandemia y la incertidumbre y debilidades que ha generado traerá consigo un crecimiento notable de las operaciones de fusiones y adquisiciones, que se extenderá al ámbito de las entidades financieras y bancarias, en el que ya se están produciendo movimientos significativos, unas veces con la finalización de los procesos de concentración y otras de forma subterránea, preparando el terreno para nuevos procesos de fusión a corto y medio plazo, incluso en 2021.

Los casos de default han aumentado en 2020 y 2021 por efecto de la pandemia y el riesgo de crédito amenaza con convertirse en un elemento muy a tener en cuenta por la debilidad de los balances y las expectativas de negocio de un gran número de empresas. La evolución de este factor será de gran importancia para saber si se volverá a la situación de normalidad y fortaleza empresarial y económica y, sobre todo, cuando llegará.