Reunión del Ecofin para atraer fintech británicas tras Brexit

Distrito financiero de Londres

La Unión Europea (UE) quiere sacar partido del Brexit en el terreno de las fintech y diseñar un plan con el que atraer a este tipo de nuevas compañías tecnológicas de servicios financieros, por lo que los ministros de Finanzas de la UE, el Ecofin, han acordado reunirse este viernes en Tallin (Estonia) para analizar esta cuestión, según ha informado Reuters.

Gran Bretaña acoge más del 80% del mercado fintech en la actual Unión Europea y muestra el mayor dinamismo y crecimiento, según datos del informe que el think-tank belga Bruegel ha preparado para esta reunión y al que ha tenido acceso la agencia inglesa.

Gran Bretaña concentra el 80% del mercado fintech europeo

Más aún, Gran Bretaña concentra el 38% de todas las operaciones de M&A que se realizan en el terreno de las fintech en Europa, según datos de CBInsights. Detrás seguiría Alemania, con el 14% y Suecia, con el 9%.

Como parece que va a ocurrir con algunas entidades bancarias y financieras y con departamentos de tesorería, gestión de fondos y análisis, que pueden trasladarse desde Londres a otras capitales europeas con motivo del Brexit, una buena parte de las fintech londinenses podría trasladarse a capitales de la UE después del Brexit, y parece que sus gobiernos se han tomado muy en serio esta posibilidad, dispuestos a introducir los cambios y modificaciones que fueran precisas para hacerlo posible.

Modificar y flexibilizar la normativa

En la reunión del próximo viernes, los ministros de Finanzas intentarán encontrar iniciativas para hacer más atractivo el área continental europea para este tipo de compañías, modificando y flexibilizando incluso la normativa, para facilitar operaciones transfronterizas dentro de la UE dado que, actualmente, las compañías europeas están excesivamente concentradas en sus mercados nacionales.

En el ámbito mundial, es China quien lidera el desarrollo de compañías fintech, dado que se le asigna un mercado de 125.000 millones de dólares, seguida de Estados Unidos, con 36.000 millones, mientras que el mercado europeo de fintech se limita a 6.000 millones de dólares, además, con un crecimiento más lento que las otras dos áreas, de acuerdo con el informe preparado para la reunión de Tallin.