Primera emisión de Bonos Verdes del ICO

Fachada del ICO
Fachada del ICO

Primera emisión de Bonos Verdes del ICO por 500 millones de euros, con una demanda que ha superado en seis veces el volumen emitido y el spread más bajo conseguido por la agencia financiera del Estado, que ha colocado el 84% de la emisión entre inversores no residentes.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) se ha estrenado en el terreno específico de los bonos verdes con una primera emisión de 500 millones de euros, en el marco de los “Green Bond Principles” de ICMA y contando con la verificación de Sustainalytics. Anteriormente, el ICO había realizado varias emisiones de bonos sociales.

La emisión, con un plazo de 5 años, tiene un cupón del 0,20% y un spread de 7 p.b. sobre la referencia del Tesoro al mismo plazo, el más bajo conseguido por ICO en sus operaciones “benchmark”. BNP Paribas, Crédit Agricole CIB, ING y Banco Santander han dirigido la operación.

La demanda ha superado seis veces lo emitido

La demanda de la primera emisión de Bonos Verdes del ICO ha superado los 3.400 millones de euros, seis veces el volumen emitido, por encima de la demanda que habitualmente tienen las emisiones de la agencia financiera del Estado.

Los fondos obtenidos de destinarán a financiar proyectos de energías renovables, eficiencia energética, transporte limpio, prevención y control de la contaminación, gestión sostenible de los recursos naturales y usos de la tierra y gestión sostenible del agua.

El 84% se coloca entre inversores extranjeros, ampliando la base inversora con entidades centradas en esta clase de bonos

El 84% de la emisión se ha colocado entre inversores no residentes, de los que Alemania y Austria concentran el 25; Benelux  el 17%, y un 16% se ha colocado entre inversores de países asiáticos, “lo que ha permitido al ICO ampliar su base inversora con nuevas entidades centradas únicamente en la compra de esta clase de bonos”.

Fondos, bancos privados, bancos centrales y aseguradoras

Las gestoras de fondos, han adquirido el 31% de esta primera emisión de Bonos Verdes del ICO, seguidas por bancos centrales e instituciones oficiales (28%) y bancos (26%). El resto de la emisión se ha colocado entre aseguradoras y fondos de pensiones. Destaca el hecho de que el 65% se ha distribuido entre inversores con criterios de inversión medioambientales y sostenibles.

Hasta ahora, el ICO había efectuado emisiones de bonos sociales por un volumen total de  2.550 millones, destinados a financiar los proyectos de empresas localizadas en CCAA con un PIB per cápita inferior a la media española, con el objetivo de promover el crecimiento económico inclusivo y la necesaria mejora de la distribución de la renta.