Crece la financiación sostenible a través de bonos sociales y préstamos sostenibles

Emisiones de deuda sostenible
Emisiones de deuda sostenible

Aunque el segmento de los bonos verdes, el de mayor volumen en la financiación sostenible, apenas creció en 2018, los bonos sociales y los prestamos sostenibles han experimentado en ese año una fuerte subida, según datos de Bloomberg, que afirma que los bonos sociales crecieron un 41%, hasta los 11.100 millones de dólares, y los préstamos sostenibles alcanzaron los 36.400 millones de dólares.

Se registraron 11.100 millones de dólares en bonos sociales, y 36.400 millones en préstamos sostenibles

En el capítulo de los Bonos sociales, aquellos bonos cuyo emisor destina los fondos obtenidos a proyectos de carácter social, los gobiernos concentraron el 70% del volumen, y el sector financiero el 2%.

En España, el mayor emisor de estos bonos es el ICO que destina “los fondos captados con los “bonos sociales” a financiar proyectos de pymes de CCAA cuya renta per cápita se sitúe por debajo de la media española”.

El ICO realizó su más reciente y quinta emisión de este tipo de bonos en noviembre de 2018 por 500 millones de euros, colocada en un 48% de su volumen entre inversores acreditados como “socialmente responsables”, con una demanda superior a los 1.200 millones de euros, hecho que permitió que la operación se cerrase con un spread de 10 puntos básicos sobre la referencia del Tesoro al mismo plazo.

La Comunidad de Madrid y el Gobierno Vasco han emitido bonos sociales para financiarse y el Gobierno de Navarra ha anunciado su primera emisión para abril

Algunas comunidades autónomas, especialmente la Comunidad de Madrid han utilizado también la fórmula de los bonos sociales para financiarse, así como el Gobierno Vasco, que realizó el pasado año su primera emisión de este tipo de bonos. Recientemente, el Gobierno de Navarra ha anunciado su intención de realizar en abril su primera emisión de bonos sociales.

Principios como marco de referencia

Tanto los bonos sociales como los préstamos sostenibles o verdes cuentan con unos Principios elaborados por la International Capital Markets Association (ICMA), los “Social Bonds Principles” y los “Green Loan Principles”, a semejanza de los “Green Bonds Principles” que esta asociación desarrolló anteriormente como marco de referencia para el mercado de bonos verdes, el segmento de la financiación sostenible que se ha desarrollado de forma más intensa en los últimos diez años.

Estados Unidos y China se mantienen como países líderes en la financiación verde y sostenible. Según datos de Bloomberg, en 2018 Estados Unidos emitió deuda de este tipo por importe de 45.400 millones de dólares y China lo hizo por 25.500 millones.