Los proveedores, primera fuente de financiación de pymes, antes del crédito bancario

José Rolando Álvarez, presidente de CESGAR, al centro, con los vicepresidentes Jesús Fernández y Antonio Vega

El crédito de proveedores sigue siendo la fuente más recurrente de financiación para las pymes españolas, ya que lo utiliza el 42% de ellas, seguido de las líneas de crédito, cuya utilización crece  hasta el 25,6%, a lo que se añade el préstamo bancario, en el 23% de los casos; el renting o arrendamiento financiero en el 11,4% de los casos; y el factoring, con el 3,2%, según revela el “VI Informe sobre Financiación de la Pyme en España”, elaborado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR).

Las fuentes de financiación mejor valoradas entre las pymes analizadas en este informe son el factoring, el confirming y el renting.

Las pymes ganan tamaño por encima de 600.000 euros de facturación, aunque avanzan solo un discreto 3,8%

Las pymes aumentan, aunque ligeramente, su facturación media, ya que la franja comprendida entre los 600.000 euros y los 1,5 millones de euros, avanzan un 3,8% y se reduce el número de compañías que facturan menos de 300.000 euros, que ya son un 3,7% menos.

El informe pone de manifiesto la conveniencia de que las pymes ganen tamaño para acceder a la financiación en mejores condiciones que, asegura “tiene relación positiva con el tamaño empresarial dado que frente a un 14,8% de los autónomos que la demanda, hay un 27,5% de microempresas, un 37,5% de pequeñas compañías, y un 33,3% de medianas empresas”.

Comercio y servicios concentran la mitad de las pymes

Entre las conclusiones se encuentra también un dato de relieve: los sectores de comercio y servicios personales y a las empresas suponen ya la mitad del total de pymes, con un especial incremento de las últimas, y con especial concentración en el ámbito de la educación y la sanidad.

El Informe destaca que más de la mitad de las pymes, el 52% espera un aumento de su facturación durante el próximo año, el ratio más alto de la serie histórica.

La financiación obtenida por las pymes se destina mayoritariamente a circulante, 67,4%, si bien ese porcentaje ha decaído desde el 72,6% registrado un año antes. La inversión en equipo productivo es el segundo destino de los recursos financieros obtenidos.

Financiación por sectores

Por sectores de actividad, las mayores necesidades se concentran en la industria, el comercio, los servicios personales, la hostelería y restauración y el sector de las TIC. Por el contrario, las que recurren en menor grado a los recursos ajenos son las que pertenecen a servicios a las empresas y construcción.

Las pymes que recurren en menor grado a los recursos ajenos son las de servicios a empresas y construcción

El presidente de CESGAR, José Rolando Álvarez, ha destacado que las pymes muestran “menores dificultades a la hora de dar respuesta a sus necesidades de financiación, dado que hace un año el 55,7% decía tenerlas y ahora se sitúa en el 39,2%. El obstáculo principal que encuentran las empresas es no poder aportar las garantías solicitadas, en el 18,5% de los casos, aunque esto también se ha reducido notablemente durante los últimos doce meses, desde el 33,6%”.

Favorable evolución de la financiación bancaria

La favorable evolución de la financiación bancaria se encuentra en la base de esta mayor facilidad en el acceso de las pymes a la financiación con respecto al año anterior. El recurso a la financiación bancaria ha crecido un 28% en el último año, aunque aumentan quienes apuntan obstáculos referidos a trámites administrativos de las entidades o falta de comprensión de sus modelos de negocio.

En consonancia con el aumento de las necesidades de financiación y las exigencias de garantías en la financiación bancaria, “el porcentaje de empresas con necesidades de garantías o avales ha aumentado hasta el 11,2%, el mayor porcentaje de la serie histórica”, concluye el informe de Cesgar.