Los IER, la “estrella” de las ayudas públicas para financiación de pymes

Los Incentivos Regionales provienen de Fondos UE

Los “Incentivos Económicos Regionales” (IER) se han convertido en las ayudas públicas de mayor atractivo en el nuevo periodo presupuestario europeo (2014 – 2020) como línea de subvención a fondo perdido procedente de Fondos FEDER, y como uno de los instrumentos de financiación de pymes más poderosos que tiene la Administración Estatal para impulsar la inversión de empresas privadas y la creación de empleo.

A lo largo de 2017, el volumen de ayudas canalizados a empresas españolas industriales y turísticas a través de estos incentivos regionales se eleva a 71,8 millones de euros, que van a generar 882 nuevos puestos de trabajo fijos, según un estudio realizado por Dyrecto, empresa líder en España en la gestión de este tipo de subvenciones.

Las ayudas en 2017 a empresas españolas a través de IER se elevan a € 71,8 millones, que crearán 882 empleos fijos

Estas ayudas son un factor de vital importancia para la pequeña y mediana empresa a la hora de establecer el ritmo y las prioridades de inversión ya que la inyección de recursos a través de este tipo de subvenciones repercute directamente en la cuenta de resultados un tiempo después de haber hecho y pagado la inversión, mejorando considerablemente los números y la rentabilidad del proyecto en cuanto al ROI (return on investment) y el ROE (return on equity).

“La obtención de una subvención aprobada y publicada en el BOE facilita al empresario la toma de decisión y le permite afrontar el esfuerzo inversor con mucha menos incertidumbre, favoreciendo que las entidades financieras hagan un análisis de riesgos más favorable y por tanto aprueben con mayor facilidad el préstamo”, señala David Hoys, director de Consultoría de Dyrecto.

 

Ayuda máxima según la ubicación del proyecto

 

Qué proyectos son subvencionables

Los proyectos que pueden optar a estas subvenciones son aquellos de construcción de nuevos establecimientos, así como de modernización o ampliación de los ya existentes que puedan enmarcarse dentro de la industria transformadora y los servicios de apoyo a la producción; los establecimientos turísticos y las instalaciones complementarias de ocio, los servicios de apoyo industrial y las plataformas logísticas.

Para ser subvencionados estos proyectos deben generar claramente incrementos en la productividad, facilitar el acceso a nuevos mercados, generar diferenciación en el producto en destinos maduros, y además cumplir un doble componente, por un lado, el conceptual y por otro lado los ratios económicos fijados por la Administración para ser considerados como elegible, añade Hoys.

Podrán optar a ellos aquellas sociedades españolas, aunque tengan socios extranjeros, que inviertan, contabilicen y paguen la inversión y que además desarrollen la actividad empresarial, es decir que tenga trabajadores dados de alta, y disponga de todos los permisos y licencias necesarios tanto para llevar a cabo las inversiones como para el normal funcionamiento de la actividad.

Conviene conocer las restricciones en función de la zona, tipo de proyecto, financiación utilizada ó tamaño de la inversión

Con respecto a los criterios técnicos de los Incentivos Económicos Regionales hay que tener en cuenta que no todos los proyectos son subvencionables (sólo se aprueban el 40% de los proyectos), y que existen restricciones en función de la zona, tipo de proyecto y empresa, fórmula financiera utilizada, tamaño de la inversión, matiza el responsable de consultoría de Dyrecto.

De hecho, para que un proyecto sea aprobado, el expediente pasa por un largo proceso competitivo de libre concurrencia en la que sólo reciben subvención los expedientes que mejor valoración consiguen en las cuatro administraciones que estudian cada proyecto, quedando fuera del incentivo los expedientes con las valoraciones más bajas. “En 2017 ya hemos detectado el doble de denegaciones que en años anteriores” precisa Hoys.

Resulta también destacable el hecho de que en este tipo de ayudas la solicitud de la subvención puede ser independiente de la fecha estimada de inicio de las inversiones, por lo que se podría solicitar hoy la subvención aunque las obras se iniciaran durante el 2018, garantizando la subvención y minimizando los riesgos.

Los Incentivos Económicos Regionales en 2017

Desde el comienzo de 2017 hasta la fecha el volumen total de subvención mediante los Incentivos Económicos Regionales asciende a 71.8 millones de euros, destinados a financiar 45 proyectos localizados en 8 comunidades autónomas, con una inversión total subvencionada de 632.2 millones de euros y con un porcentaje medio de subvención por proyecto del 11%, según los datos del estudio realizado por Dyrecto.

Entre los proyectos subvencionados se encuentra 14 turísticos, con 4 hoteles de nueva construcción, 8 proyectos de modernización o ampliación de los existentes; 31 industriales, entre ellos, fábricas de embalajes plásticos, fábrica de superficies como el silestone,  inversiones relacionadas con bollería industrial, empresas de mecanizados o una almazara de autor y ecológica

Por comunidades autónomas Andalucía, Canarias, Galicia y Extremadura respectivamente, son las que han recibido más dinero de los Incentivos Económicos Regionales.