Invertir ESG: buenas y madrugadoras noticias en la Bolsa española

Factores ESG
Factores ESG

Aquellos que quieren invertir en compañías sostenibles, aquellas más comprometidas con los criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo) tienen ante sí unas buenas perspectivas para 2021 ya que la rentabilidad por dividendo que van ofrecer algunas de estas compañías como Red Eléctrica, Enagás ó Naturgy superarán en la mayoría de los casos el 5% de rentabilidad anual por dividendo, y en algún caso se aproximarán al 10%, según información de El Economista.

Es el caso de Naturgy, que ya pagará a finales del mes de enero un primer dividendo de 0,61€ por acción, aunque a final de año el dividendo total puede estar en torno al 7,6%. Esta empresa, al contrario que otras, no establece con anterioridad un payout determinado para el año sino que fija una cantidad total para el dividendo en cada ejercicio, qué en 2021 será de 1,51€ por acción.

Iberdrola, desde su actual posición en el TOP de la capitalización bursátil y del liderazgo de la financiación sostenible, ofrecerá a quienes compren acciones de esta eléctrica una rentabilidad por dividendo en el año que comienza del orden del 3,6%.

Por su parte Enagás podría superar incluso esas rentabilidades si se cumple el compromiso de incrementar un 5% cada año el pago del dividendo, qué haría que para final de 2021 quienes hayan mantenido acciones de esta compañía lleguen a alcanzar un 9,4% tal de dividendo.

Más allá del 6,5%

Red Eléctrica, otra de las compañías más destacadas por su compromiso con la financiación sostenible y los criterios ESG pagará en junio un segundo dividendo de 0,82 € por acción lo que llevará su rentabilidad anual para 2021 más allá del 6,5%.

Una rentabilidad o similar será la que alcancen las acciones de Repsol, compañía que, a pesar de su encuadre en el sector Oil & Gas, con las reservas que ello genera acerca del propósito real de estas compañías respecto de la descarbonización y la lucha contra el cambio climático, viene manifestando un serio compromiso para reducir sus emisiones de CO2 e ir trasladando progresivamente una buena parte de su negocio al ámbito de las energías renovables.